Home » Socio-Cultural » Historia de Aldea Moret

Historia de Aldea Moret

 

“Aldea Moret. Antecedentes históricos”.

En la segunda mitad del siglo XIX se descubre fosfato en el contacto entre calizas y cuarcitas, al Sur de Cáceres, y la sociedad cacereña “La Fraternidad” se encarga de su extracción y explotación a mano.

Desde 1886 se exporta a Inglaterra, Alemania, Francia, Bélgica y Holanda un mineral de acreditada calidad, que lleva a Segismundo Moret y Prendergast, político gaditano del partido liberal que fue seis veces ministro con Sagasta y llegó tres veces a la Presidencia del Gobierno, a adquirir los derechos del floreciente coto minero en 1876. Por su iniciativa se creó el primitivo Barrio de Moret y se construyó el ferrocarril en 1880 que enlaza Cáceres con Lisboa, lugar de embarque de los fosfatos hacia Europa.

Los altibajos en la producción, que siempre marcaron el desarrollo del núcleo urbano de Aldea Moret, ponen en peligro su supervivencia en los últimos años del siglo pasado.

La Sociedad General de Industria y Comercio, propietaria de las instituciones en esa época, las mejora y enriquece con elementos nuevos, que hacen del conjunto minero-fabril una empresa modelo en su tiempo.

El grupo humano se afianza definitivamente y la continua afluencia de familias, que procedentes en buena parte del área rural circundante, construyen sus precarias viviendas junto a los pozos de extracción, obliga al municipio de Cáceres a controlar el incipiente chabolismo mediante la ordenación urbana del núcleo conocido como Barriada Nueva en los años treinta.En conjunto la primera mitad de este siglo registra un crecimiento vegetativo sorprendente, en virtud de la reactivación de las explotaciones mineras, con saldos migratorios de 1.129 individuos en los años cuarenta y de 424 en los cincuenta.

Esta evolución al alza de un grupo que vive por y para la industria se corta bruscamente en la década siguiente cuando la Unión Española de Explosivos, última propietaria del coto minero, presenta expediente de crisis.

Las causas, aunque complejas, se fundamentan en una desfavorable posición geográfica, alejada de cualquier puerto, y la irrupción en el mercado de los fosfatos saharaui, muchos más competitivos que los cacereños, por su extracción a cielo abierto.

El cierre de la mina Abundancia en 1960 simboliza el giro que experimenta la barriada. La población decae desde el máximo absoluto que registra ese año con 3.603 habitantes y no se recupera hasta la década de los ochenta. Con la reducción de la plantilla de Unión Española de Explosivos, un numeroso grupo de familias se desplaza a otras provincias donde la misma empresa les ofrece trabajo. Pero el barrio de Aldea Moret no desaparece. Su proximidad a Cáceres le preserva de la decadencia que sufren estos poblados cuando las actividades cesan y comienza a vivir de cara a la capital.

El barrio y la actualidad.

El pequeño núcleo urbano de Aldea Moret, en sus comienzos distaba poco más de tres kilómetros de la ciudad de Cáceres y hoy está incorporado a la misma como uno de sus más populosos barrios periféricos.

El barrio de Aldea Moret se encuentra a las afueras de Cáceres, al sur del Cerro de Cabezarrubia, a ambos lados de la vieja carretera que conduce a Badajoz y circunvalado por la vía férrea Madrid-Lisboa.

A lo largo de sus más de cien años ha recibido diversos nombres: Barrio Moret, de Las Minas y del Calerizo. El poblado minero, que es su núcleo original, está a algo más de tres kilómetros del centro urbano de Cáceres y a 800 metros de la bifurcación de las carreteras de Mérida y Badajoz.

Actualmente alcanza una población de más de ocho mil habitantes y su historia se ha ido construyendo sobre dos fenómenos socioeconómicos importantes: primero, el desarrollo de la explotación minera, con todo lo que significaba como polo de atracción para mano de obra procedente del medio rural más próximo y, segundo, las diversas promociones de viviendas sociales como respuesta a las situaciones de chabolismo o de infraviviendas ubicadas en distintos puntos de la ciudad.

En el barrio vive gente de toda clase y condición. Es un barrio de servicios que vive de cara a la capital.

Bibliografía:

“Aldea Moret. De Poblado Minero a Suburbio cacereño”. D. Gómez Amelia. 1978.

Aldea Moret por Antonio Hidalgo
Nuestro Amigo Antonio Hidalgo Rodrígez, residente en Merida y nacido en Aldea Moret, nos hace entrega de un «Documento Histórico» que refleja en la distancia, una imágen color sepia del nacimiento de nuestro Barrio. Un documento que, pensamos, es parte de «La Memoría Histórica de Aldea Moret»

Nacido en Mérida, pasó su infancia y juventud a caballo entre Valduerna , Cáceres y Aldea Moret donde se casó y nacieron sus dos hijos.Ferroviario de profesión , trabajó de 1.952 a 1.957 en esta última estación.

Aficionado a la arqueología y a la investigación, emplea muchas horas en bibliotecas y archivos históricos tanto ferroviarios como públicos, habiendo publicado algunos trabajos sobre estos temas, el primero en la Fundación de los Ferrocarriles Españoles y otros artículos referidos a la ciudad de Mérida, donde reside como jubilado.

El documento es un dossier encuadernado y, con su permiso, lo reproducimos lo más fielmente posible dentro de las posibilidades de almacenamiento en nuestra web:

ALDEA MORET

Historia de una Estación y su Poblado

ÍNDICE

Pág. 2.- Cronología poblacional y ferroviaria de Aldea Moret.


Pág. 5.- Minas de fosfatos de “El Calerizo” (Cáceres), luego Barriada
de “Aldea Moret”. Antecedentes, poblamiento y llegada del
ferrocarril.


Pág. 14.-
· Personal de la estación de Aldea Moret y de la bifurcación
(dependientes de la estación).
· Datos del archivo histórico ferroviario (AHF) sobre
personas que trabajaron en la línea en 1.895
· Agentes con los que trabajó el autor de este trabajo en
Aldea Moret.


Pág. 15.- Viviendas:
· En la estación
· En la Bifurcación


Pág. 16.- Documentos históricos.


Pág. 23.- Descripción de los documentos.


Pág. 24.- Datos para el recuerdo.


Pág. 25.- Archivo fotográfico. Descripción de las fotografías por
páginas.
Pág. 27.- Bibliografía.


Pág. 28.- Agradecimientos.


Pág. 29.- Registro de la Propiedad Intelectual.

CRONOLOGÍA POBLACIONAL Y FERROVIARIA DE ALDEA MORET

1.864 Hallazgo de fosforita por Francisco Lorenzo y Diego Bibiano.


1.865 Surge como núcleo urbano en “El Calerizo”. Minas de
fosfatos que explotaba la Sociedad “La Fraternidad”, en
torno a los pozos, en viviendas construidas por los propios
mineros.


1.876 Adquiere la explotación Don Segismundo Moret y
Puidergast, que funda la “Sociedad General de fosfatos de
Cáceres”.


1.880 Se crea la parroquia de Aldea Moret que es atendida
desde Cáceres. Se termina la vía férrea de Madrid a
Portugal, uniéndola en Arroyo del Puerco (hoy Arroyo de la
Luz) con una prolongación hasta Cáceres, pasando por
Aldea Moret.


1.884 Se termina la construcción de la vía férrea de Aljucén a
Bifurcación Minas, que es enlazada con la de Arroyo a
Cáceres en un lugar próximo a la fábrica de fosfatos. Se
construye un puente sobre la vía de Cáceres para unir la
Factoría con la mina “La Esmeralda” y San Salvador,
Kilómetro 62,874.


1.886 Se le da a la barriada el nombre de “Moret”. Se
inaugura la parroquia de “San Eugenio”, situada en un
extremo del poblado minero.


1.912 Es propietaria de la explotación la entidad “Sociedad
General de Industria y Comercio”


1.917 Se autoriza a esta entidad por la Compañía del
ferrocarril de Madrid a Zaragoza y Alicante la construcción
de un almacén de fosfatos próximo a sus vías.


1.920 Se proyecta construir una nueva estación de Aldea
Moret, que se termina en el año 1.927 entre la bifurcación y
-4-
Cáceres, construyendo una trinchera desde la anterior,
paralela a la vía en ese momento en servicio.


1.924 Se pasa la línea de alta tensión por el paso superior
antes mencionado sobre la vía de Mérida del Km. 62,874
hacia “La Esmeralda”


1.930 Se hace cargo de la explotación la sociedad “Unión
Española de Explosivos de Madrid”. A principios de año se
entregan parcelas en lotes cedidos por el Ayuntamiento de
Cáceres, de forma cuadrangular, para la edificación de
viviendas de los trabajadores, creándose un barrio
denominado “Barriada Nueva”. Esta barriada estuvo sin agua
ni servicios higiénicos hasta 1.962.


1.958 Se puebla el barrio de “La Paloma”, patrocinado por la
Diputación, construido en la falda oriental del cerro de
“Cabeza Rubia”.


1.960 Cesa la extracción minera de la mina “La Abundancia”,
última en explotación, quedando las antiguas instalaciones
como almacenes.


1.963 Se inaugura la nueva estación de Cáceres, que
sustituye a la de 1.881. Expediente de crisis incoado por la
compañía explotadora Unión Española de Explosivos.


1.965 Plan parcial de Zona industrial para industrias entre
Aldea Moret y Cáceres


1.971 Se edifican a continuación de “Las Palomas” los grupos
de viviendas “Onésimo Redondo” y “La Abundancia”. Se
termina la variante del ferrocarril entre Cáceres y el Casar de
Cáceres, evitándose el rodeo Arroyo – Aldea Moret, por lo
que esta última estación queda liberada del tráfico Madrid –
Cáceres y Norte y Sur de España, quedando reducida a
cargadero.


1.972 Plan General de Ordenación Urbana para Aldea Moret,
dotándose de alcantarillado, abastecimiento de aguas y
-5-
acerados las calles de la Barriada Nueva. Se incrementa la
despoblación de la barriada primitiva de la Empresa minera.


1.973 Son cubiertas las previsiones del Plan General de
Urbanización.


1.974 Nuevo expediente de crisis con cierre de la Factoría.
En el poblado primitivo quedan apenas una docena de
pensionistas. El resto de viviendas y escuelas fue demolido
sobre 1.990. Queda también en pie la iglesia.


1.984 La Obra Social de la Caja de Extremadura (antes Caja
de Ahorros de Cáceres) publica un estudio sobre los
orígenes del poblado minero y sus avatares industriales y
urbanos hasta la fecha.


Desde entonces, imparable, se ha seguido construyendo en todo
el perímetro del poblado, ya ampliamente rebasado. Las instalaciones
fabriles se encuentran en ruinas, al igual que el antiguo poblado.
Quedan para el recuerdo el almacén construido en 1.957, (fotografías
en páginas 7 y 9), en soledad, despojado de todos los talleres e
instalaciones que lo rodeaban, y el torreón de la bocamina “La
Abundancia”, al que se hace referencia en la página 8.

“Es el devenir de la historia y de la vida”

-6-

MINAS DE FOSFATOS DE “EL CALERIZO” (CÁCERES)

(Luego Barriada de “ALDEA MORET”)

Antecedentes, su poblamiento y llegada del ferrocarril.

Configuración del terreno y composición geofísica:
Situado al sur de la capital, “El Calerizo” es un terreno más o menos llano, con pequeñas elevaciones, compuesto en toda su extensión –de

lo que en un futuro serían explotaciones de fosfatos por piedra caliza del Devónico que aflora a su superficie con oquedades que le dan un aspecto lunar. Esta piedra caliza fue aprovechada desde tiempos

antiguos hasta época reciente en la fabricación de cal para la construcción, por lo que hasta hace poco estaba poblada de hornos, tanto en los alrededores de la barriada como en el extrarradio de Cáceres, comprendido en el mismo calerizo.
En 1864, de forma accidental, Diego Bibiano y Francisco Lorenzo,

“el fraile”, descubrieron una piedra blanquecina en el suelo de la zona, que una vez analizada, resultó ser fosfato cálcico. En 1866 se empezaron a explotar
los yacimientos de fosforita en el subsuelo, situados a unos 3 Km. del centro de Cáceres,

desarrollándose un importante núcleo industrial y urbano en torno a este mineral que, enriquecido mediante tratamiento con aditivos químicos, empezó a ser utilizado como fertilizante para los campos,
7-
En el transcurso de un siglo, el núcleo urbano recibió diversos nombres: “El Calerizo”, “Las Minas” y, finalmente, “Aldea Moret”.
La primera Empresa que explotó estos yacimientos fue “La Fraternidad”, que lo hacía a cielo abierto, siendo enviado el material extraído a Mérida por medio de carros hasta que se instaló el ferrocarril.

En la primera mitad del siglo XIX no era más que un puñado de casas aisladas que pertenecía al territorio jurisdiccional de la Parroquia de San Juan, de Cáceres.

En torno a los pozos se fueron levantando pequeñas edificaciones sin planificación alguna, en condiciones muy precarias y pobres, que pronto se conocería como “Barrio de Las Minas”.

En el año 1.876 adquirió las empresas D. Segismundo Moret, quién fundó la “Sociedad General de fosfatos de Cáceres”, mejorando la explotación minera con la llegada del ferrocarril, construyéndose la estación de Las Minas en 1881 para el servicio de la factoría.
Como reconocimiento a su labor, el pueblo le pone su nombre a una calle y luego al barrio que, desde entonces, comenzó a llamarse “Aldea Moret”. A partir de entonces, experimentó una transformación notable siendo diseñado totalmente nuevo al estilo anglosajón: viviendas de una sólo planta, jardín delantero, patio y huerto trasero.

Este poblado moderno del que se habla en la
página anterior estaba (está lo que queda de él)
situado a la izquierda de la que luego sería la
línea férrea de Aljucén a Cáceres, antes de llegar
a la Fábrica. Fue utilizado casi siempre

por el personal directivo, el administrativo y los encargados

-8-
(“empleados”) de la Sociedad. La casi totalidad de los mineros se fueron estableciendo por su cuenta en casas con tapiales de tierra y sin servicios higiénicos, luz ni agua, o en chabolas bastante alejadas al otro lado de la vía de Arroyo a Cáceres, en condiciones de higiene y
habitabilidad muy precarias, formándose la Barriada Nueva. En 1.880 se termina la línea Madrid – Valencia de Alcántara
Frontera portuguesa, iniciándose a continuación el enlace Arroyo Malpartida a Cáceres, que terminó con la inauguración de esta última

estación el 10 de octubre de 1.881, por lo que se supone que la estación de Aldea Moret se abriría hacia la misma fecha, conociéndose entonces la línea como M.C.P. (Madrid Cáceres – Portugal) hasta su
adquisición por la compañía del “Oeste”.

Cuando en 1.880 se inicia el expediente para la erección de la Parroquia de San Eugenio en la nueva Barriada, se hablaba de 150 vecinos. En 1.883 se afirmLa poca agua que se utilizaba en las viviendas era la que se acarreaba con cántaros (a la cabeza o al cuadril) por las mujeres o por los hombres a lomos de caballerías para su consumo o venta, sobre aguaderas. El acarreo se efectuaba desde una fuente situada a unos 1.500 metros del poblado, llamada «Fuente Santa».a que el poblado tiene 2.000 feligreses*.
La razón de extraer el agua de la citada fuente era la excelente calidad de la misma, aunque también existían implicaciones religiosas, dada su proximidad a la ermita de Santa Lucía. Esta fuente tenía y tiene abundante manantial en las estribaciones del cerro de “Romanos”, próxima a la orilla del arroyo “Alcor de Santa Ana”, en el que a su lado, o un poco más alejado, lavaban sus ropas las mujeres del poblado en sus aguas cristalinas, hoy totalmente contaminadas, al igual que la fuente, dada la existencia de urbanizaciones próximas.
* En la época sólo se contabilizaban como vecinos a los cabezas de familia. Según unos autores, las cifras dadas se deben multiplicar por 3’5 y, según otros, por 4. Cuando se da el número de habitantes se habla de
“feligreses” o de “almas”.
-9-

Hasta fecha reciente, esta fuente estaba vigilada por un guarda pagado por el Ayuntamiento.
Hacia 1.957 / 1.958 se instaló una fuente pública en una plazoleta de nueva construcción frente al Ayuntamiento, en

conexión con una conducción a Cáceres desde las galerías de las minas lo que, a pesar de la dureza del agua por su contenido en cal, evitó gran parte del acarreo desde Fuente Santa, que siguió siendo utilizada en menor cantidad hasta que, sobre 1.972 / 1.973, se dotó de agua y alcantarillado a todo el poblado.
Esta barriada, denominada por sus dimensiones “Barriada Nueva”, fue el auténtico poblado de Aldea Moret, pasando a ser denominada la anterior al Sr. Moret, “El Pueblino”, que ya antes disponía de agua y servicios, facilitados por la explotación minera. Hoy, la barriada de “el Pueblino” se encuentra arruinada, y casi todas sus casas están destruidas, en espera de que las pocas que quedan en pie sean desalojadas por los familiares de empleados jubilados, quedando la iglesia de San Eugenio casi solitaria, habiendo sido construida otra más moderna en la zona nueva, ya casi unida a Cáceres.
En 1.884 se termina la construcción de la línea férrea del puente del río Aljucén a Bifurcación Minas, donde se unía a la línea de Madrid a Portugal por el Ramal de Arroyo del Puerco a Cáceres.
A la construcción de dicha línea y cerca del empalme establecido, en febrero de 1.882 existía en su trayectoria una vía “tranvía” para vagonetas que transportaba el mineral de las minas de la Esmeralda y San Salvador a la factoría, indicándose al Sr. Moret la necesidad de su sustitución por un paso sobre la vía nueva (probablemente el del Km. 62,810). También se quedó para uso de la Sociedad General de Fosfatos otro paso a nivel en el Km. 62,618, ya suprimido. Sobre el paso superior, Km. 62,810, se cruzó en 1.924 una línea de alta tensión para la explotación de aquellas dos minas, situadas a la derecha de la vía, en el cerro de la primera denominación, cuyas actividades cesaron
-10-

al hallarse otros nuevos yacimientos, especialmente en “La Abundancia”, en el cerro de “Cabeza Rubia” y
otros a ambos lados de la vía Arroyo – Cáceres, quedando la bocamina a la entrada de la estación de Aldea Moret, al lado derecho, alcanzando una profundidad de 185

metros, con infinidad de galerías, distribuidas en varios pisos. La explotación en dicha mina cesó en el año 1.960.
En las minas abandonadas de San Salvador y La Esmeralda, de terrenos kársticos1, quedó un acuífero o embalse subterráneo de unos

12 hectómetros cúbicos de capacidad, que suministró agua a la ciudad de Cáceres durante muchos años (agua caliza de mala calidad por su gran dureza) luego unida a los acuíferos de las minas abandonadas de La Abundancia y otras hasta que se construyó el embalse del río Guadiloba

en 1.971, con 20 Hm. cúbicos de capacidad, ya con agua dulce de buena calidad que, en años de sequía debe ser ayudado con agua traida mediante conducciones del río Almonte, afluente del Tajo.
Según documentos de A.H.F., en fecha 31 de julio de 1.912 y hasta mayo de 1.930, era propietaria de la explotación la Sociedad General de Industria y Comercio, domiciliada en Madrid, que figura en la primera fecha como solicitante al Director General de la Compañía de M.Z.A., solicitando autorización para construir en terrenos lindantes con la línea de Aljucén a Cáceres, un almacén de fosfatos en el Km. 63,219, parcela nº 23, que se expropió, según consta, a la entidad “Caleriza de

1 Formación de rocas fisuradas por la acción de aguas subterráneas y superficiales en movimiento. Presentan depresiones cerradas en superficie, y cavernas y galerías en profundidad. Las rocas solubles que dan lugar a un “karst” son, entre otras, las calizas, el yeso, la sal gema y las anhidritas.

-11-

Cáceres, Sociedad de fosfatos”. Se autoriza por M.Z.A. y el Ayuntamiento de Cáceres a mediados de 1.917. También el 3 de julio de 1.925 se solicita autorización para instalar dos bombas de agua en el Km. 63,194.

Según consta, y siempre tomando datos de los archivos históricos ferroviarios, el 16 de diciembre de 1.913, se estaba gestando la construcción de la nueva

estación de Aldea Moret o Cáceres Empalme a 787 metros más allá de la bifurcación, al objeto de suprimir ésta y que las dos líneas entrasen directamente a la nueva estación, con lo que quedaría la estación de Cáceres – inaugurada en 1.881 – para el tráfico local de viajeros y mercancías.

El 21 de noviembre de 1.920 se proyecta la construcción de esta nueva estación – que nunca fue inaugurada – mpezadas las obras en marzo de 1.927, siendo utilizadas sus vías durante la contienda civil de 1.936 / 1.939 para apartadero de material.
Conocida por el que suscribe por estas fechas, era un bonito edificio de ladrillo visto, totalmente terminado, con sus cerchas de hierro, a falta de techumbre, y con grandes puertas en forma de arcos. También estaba terminado el muelle cubierto al lado contrario, en las mismas condiciones que el edificio de la estación, así como el muelle descubierto, y cuatro o cinco vías con carriles de acero de 6 metros y 30 Kgrs. /metro lineal.
El 7 de febrero de 1.918 se solicita de M.Z.A. la construcción de un enlace directo desde la línea de Aljucén a Cáceres en terrenos de la
-12-

Sociedad de Industria y Comercio, propietario por entonces de la explotación, con un presupuesto de 44.000 ptas.
El 17 de julio de 1.928, el Servicio Comercial desfavorablemente a esta petición “por no ser

conveniente a los intereses de la Compañía ferroviaria en causas que se exponen”.
Por carta de la Unión Española de Explosivos a la Dirección de M.Z.A., de fecha 24 de mayo de 1.930, se le comunica que esta

Compañía se ha hecho cargo de las acciones y obligaciones de la Sociedad “Industria y Comercio”, solicitando traspaso de servidumbre del tendido de energía eléctrica que aquella tenía concedido en Km. 62,184 de 24 de julio de 1,924, para el paso de la vía sobre el puente.
Desde el año 1.864 aproximadamente fueron explotadas infinidad de minas, muchas de ellas a cielo abierto, como ya se indicó. Al principio por particulares, hasta que se fueron formando sociedades como “La Fraternidad”, “Caleriza de Cáceres,

“Sociedad de fosfatos de Cáceres”, “Sociedad General de fostatos de Cáceres”, de D. Segismundo Moret (que fue Ministro de Hacienda), “Sociedad General de Industria y Comercio”, al menos de 1.912 hasta 1.930, fecha en la que se hizo cargo la “Unión Española de Explosivos”, (U.E.E.) hasta 1.960.
En esta fecha cesó de la extracción de mineral, y hasta el cierre de la factoría en 1.974 fue la Unión de Explosivos Ríotinto, con las siglas E.R.T.
-13-
Llegaron a explotarse sobre 1.878 un total de 34 minas, a saber: La Esmeralda, San Salvador, Victoria, María Estuardo, La Labradora, La

Imposible, La Casualidad, La Exploradora, La Perla, El Lucero, La Estrella, La Esperanza, La Aragonesa, Las Camelias, La Carvajala, La Flor de Extremadura, Demasía, Cacereña, Comercio, María, Cuco, Eloísa, y La Abundancia, que estuvo en explotación hasta 1.960.

El autor de este trabajo, que ocupó la plaza de Factor en Aldea Moret desde 1.952 hasta 1.957, conoció la factoría a pleno rendimiento, incluso en expansión, ya que se construyó una gran nave con una vía a cada lado y dos básculas para entrada y pesaje de vagones.
Fue a partir de entonces cuando empezó a notarse la crisis. El fosfato que producían las minas tenía escasa riqueza, para los tiempos que corrían, y su extracción era costosa y peligrosa como sucede en todas las minas, ya que, de forma casi inevitable, se producían accidentes.
Por entonces se descubrieron los fosfatos de Argelia a cielo abierto, que empezaron a llegar a Sevilla como lastre de barcos procedentes de las cercanías de aquellas costas. Hacia 1.953, alguien descubrió que eran fosfatos por su alto contenido en microorganismos calcáreos fósiles. Había que pagar poco más que el transporte, por lo que dejaron de explotarse las minas y empezaron a llegar en grandes cantidades a Aldea Moret aquellas supuestas “arenas” en vagones de mala calidad de la época (H y X), que daban lugar a importantes pérdidas de mercancía por pisos y juntas hasta que, pasado el tiempo, llegaron las herméticas tolvas.
-14-

En vista del nuevo descubrimiento y su interés económico, la explotación empezó a funcionar con este producto, que se fue encareciendo y que dio lugar al interés en las zonas de procedencia,
descubriéndose nuevos yacimientos en el Sahara, entonces español, en Bu Craa, con el consiguiente interés de Marruecos. La entidad U.E.E. llegó a tener por entonces más de 500 trabajadores sobre 1.956, estando la estación de Aldea Moret saturada de trabajo por la gran cantidad de vagones de fosfatos que llegaban

diariamente procedentes de Sevilla Puerto, y de pirita de hierro para la fabricación de ácido sulfúrico de Los Milanos, Calañas y Río Tinto, para enriquecimiento del producto final.

Luego, la salida de estos productos como superfosfatos a zonas de la región así como vagones de cal producidos en varios hornos cerca de la estación, y gran cantidad de vagones de leña (jaras) procedentes de Aliseda y Herreruela. Esto suponía una entrada media diaria de unos 15 vagones, y una salida de otros tantos manufacturados aunque, eso sí, vagones de poca capacidad de carga (unas 10 Tm.).
Después, motivado por la competencia, la producción fue decayendo, y pasó a hacerse en lugares próximos a la entrada de la materia prima (Sevilla). Cesó totalmente la producción en 1.960, quedando las instalaciones apropiadas como almacenes hasta su cierre en 1.974, siendo el personal que quedaba jubilado, prejubilado o
indemnizado, en diversas condiciones, y algunos, trasladados a otros emplazamientos de Huelva o Cataluña.
La estación de Cáceres terminada en 1.881 se cerró al tráfico en 1.963, siendo urbanizados sus terrenos al construirse una nueva estación con salida prevista hacia Madrid, salida que se hizo efectiva en 1.971 con la variante Casar – Cáceres, evitando el retroceso y rodeo por la estación de Arroyo Malpartida.

Hasta entonces, dada la poca capacidad de la estación de Cáceres, la de Aldea Moret soportó el tráfico de mercancías Norte – Sur

-15-

enviando los trenes Arroyo para luego ser formados allí para Mérida, retrocediendo en dirección Bifurcación para
luego invertir la marcha en dirección a aquel destino.
Esta bifurcación fue suprimida al construirse la nueva estación de Cáceres en

1.963 en que la vía procedente de Aljucén, se hizo continuar paralela a la de Arroyo con entrada directa a dicha estación, objetivo que ya estaba previsto a la construcción de la línea en 1.884.

La que iba a denominarse nueva estación de Aldea Moret o Cáceres Empalme fue desmantelada sin llegar a ser inaugurada, y sus terrenos ocupados por las nuevas instalaciones de CAMPSA, que quedó con dos largas vías para situar los vagones de combustible desde Cáceres y que hoy también han desaparecido en su totalidad al ser suministrados aquellos por oleoductos o carretera. La propia estación antigua de Aldea Moret, al desaparecer la fábrica de la Unión Española de Explosivos, luego Explosivos Río Tinto, quedó como cargadero sin personal servido desde Cáceres, utilizado para cementos a granel mediante vagones tolva hasta su desaparición también como tal cargadero.
La estación que figura en la portada de este trabajo, fue ocupada totalmente como vivienda desde 1.965 por un particular.

PERSONAL DE LA ESTACIÓN DE ALDEA MORET:

1 jefe de estación (turno de 12 horas)
1 factor de Circulación (turno de 12 horas)
1 factor (turno de 8 horas)
2 mozos de agujas (turnos de 12 horas)
1 mozo de agujas para descansos grafiados

EN LA BIFURCACIÓN (dependientes de la estación) 2 mozos de agujas (turnos de 12 horas)

-16-

DATOS DEL ARCHIVO HISTÓRICO FERROVIARIO (AHF) SOBRE PERSONAS QUE TRABAJARON EN LA LÍNEA EN 1.895 Guardagujas en la Bifurcación Ildefonso Barrantes:

Capataz 6ª Brigada, Francisco Escobar
(que llegaba hasta la Bifurcación)
1er Obrero: Pablo Sánchez
Obrero José Sánchez Durán
Obrero Manuel Gómez Barriga
Jefe estación José López (en Estación Minas)
Jefe estación Hipólito Mancebo (en Cáceres)
Inspector Bibiano Guinea (en Cáceres)
Inspector Santiago Torres (en Cáceres)
Jefe 2ª Sección V.O. Pedro Martín de la Villa (en Cáceres)
Capataz 43ª Brigada Brígido García López

COMPAÑEROS DE PLANTILLA DEL AUTOR EN ALDEA MORET

Jefe de estación (hasta 1.956) Juan Manuel Martín González
Jefe de estación (hasta 1.957) Elías Picado Bautista
Factor de Circulación Julio Martín Sanjuán
Factor de Circulación Jerónimo Cantos Caballero
Guardagujas Victorio Gómez Silgado
Guardagujas Francisco Penis
Mozo de agujas Cándido Morgado Nevado
Mozo de agujas Antonio Yáñez Iglesias
Mozo de aguajs Ángel Mangut del Sol
Mozo de agujas Aniano Arroyo Casero

VIVIENDAS En el edificio de la estación:

Jefe de Estación. Se componía de cocina y una habitación en un ala y otra en el ala opuesta, separadas por la sala de espera (salida de viajeros).
-17-

En la Bifurcación Minas:


Construida en 1.882 en el Km. 62.870 de la línea del Puente del río Aljucén a Bifurcación Minas. Similar a la existente en la Bifurcación, Km 000 que enlazaba con la línea de Ciudad Real a Badajoz. Ambas para guardagujas de M.Z.A. Era para dos agentes. Actualmente ha desaparecido absorbida por una urbanización.


OBSERVACIONES
La estación de Cáceres intervenía en el bloqueo telefónico para petición y concesión de vía solamente con Aldea Moret, tanto para trenes procedentes de Arroyo como de Valduerna, ya que esta estación se correspondía con Aldea Moret para el bloqueo, a pesar de estar situada en otra línea, avanzando los trenes hasta la señal de parada, establecida en la Bifurcación, momento en el que Aldea Moret hacía la petición de vía a Cáceres, para continuar desde la misma, puesto que laúnica vía desde la Bifurcación era controlada Aldea Moret y Cáceres. Aldea Moret, para los trenes procedentes de Valduerna, tenía que pedir autorización a la de Cáceres para su salida hasta la Bifurcación.
En 1.963 la nueva estación de Cáceres pasa a otro emplazamiento. Se construye vía doble desde la Bifurcación, cesando la intervención de Aldea Moret, que inicia su declive junto con la Factoría de abonos, lo
cual determinó su cierre. En la actualidad (año 2004), el edificio está ocupado por un particular.

-18-

DOCUMENTOS HISTÓRICOS

-20-
-21-
-22-
-23-
-24-
-25-

DESCRIPCIÓN DE LOS DOCUMENTOS

Página 17.- Solicitud de la Sociedad General de Industria y Comercio a
la Compañía de M.Z.A. de límites de terrenos. 1912.


Página 18.- Ampliación vías de la nueva estación de Aldea Moret o
Cáceres Empalme. 1938.


Página 19.- Traspaso de las acciones y Obligaciones de La Sociedad
General de Industria y Comercio a la Unión Española de Explosivos.
1930.


Página 20.- Señalización del Empalme Km. 13 entre líneas de M.Z.A. y
Oeste. 1903.


Página 21.- Proyecto de traslado de la estación de Aldea Moret. 1913.


Página 22.- Proyecto de ampliación de vías e instalaciones de la
Fábrica de Abonos de Aldea Moret. 1916.

-26-

DATOS PARA EL RECUERDO

A principios de la guerra civil, 1.936 – 1.939, entre el material que ya se dijo se apartaba en la “nueva” estación de Aldea Moret (que siempre fue nueva porque nunca se llegó a inaugurar), se produjo una noche una explosión de más de un vagón de explosivos (cartuchería) y, a consecuencia de la misma, fueron detenidos y luego fusilados algunos vecinos del barrio como supuestos sospechosos de un acto de sabotaje.
Con motivo de la mala calidad de los materiales que formaban las vías, constituidas por carriles de acero de 30 Kgrs. m/l que se rompían con facilidad, sobre todo en invierno, sobre 1.944/1.945 descarriló en sus vías un tren de mercancías que ocasionó la muerte de un mozo de tren y varios heridos, además de cuantiosos daños materiales.
==================================
Estando el autor de este trabajo de servicio como factor en la estación, se produjo el hundimiento del almacén para fosfatos a granel procedente de Sevilla Pto., entonces en construcción, motivado por la rotura de varias columnas-arcos de hormigón, lo cual ocasionó la muerte a un trabajador y varios heridos.
==================================
Como pura coincidencia, en 1.971, muchos años después, al inaugurarse la variante Casar de Cáceres – Cáceres, que suprimió el ya innecesario recorrido Cáceres – Arroyo – Casar, prestaba el autor de este trabajo servicio en la primera estación como Jefe titular de la misma, por lo que se vio inmerso en el ajetreo y aumento de carga de trabajo derivados de las obras de esta envergadura.
-27-

ARCHIVO FOTOGRÁFICO

· Fotografías en blanco y negro cedidas por los hermanos José y
Manuel Rivera, de Aldea Moret.


· Fotografías en color. Archivo personal del autor.

DESCRIPCIÓN DE LAS FOTOGRAFÍAS POR PÁGINAS

Portada: Estación de Aldea Moret en 1.983. El autor, en primer plano


Página 5.- Foto superior:
Situando vagones con el tractor “Hanomag Barreiros”. Al fondo, a la izquierda, estación de Aldea Moret con el pequeño W.C. en primer término.


Página 5.- Foto inferior:
Público circulando y atravesando las vías entre la Barriada Nueva (lado
derecho) y el poblado primitivo (lado izquierdo). A la izquierda el
Economato. A la derecha almacén de 1957. De frente Talleres.


Página 6.- Foto superior:
Marzo de 1960. Almacén de granulado en fase de ampliación.


Página 6.- Foto inferior:
Público circulando entre las dos Barriadas. Lado izqdo. Hornos de pirita.
De frente: oficinas. Lado derecho: fábrica de ácido.


Página 7.- Foto superior:
Construcción muros laterales del nuevo almacén de fosfatos de 1957.


Página 7.- Foto inferior:

-28-

El mismo almacén del año 1957, ya en el año 2003. La estación cerrada, ya sin W.C.. La vía andén y las de apt. abandonadas. Al frente:
Fábrica de abonos próxima a la vía de Mérida.


Página 8.- La bocamina de “La Abundancia”, al lado de la vía de Arroyo y la carretera Cáceres – Badajoz. Eliminados los talleres que le rodeaban, se conserva como edificio histórico de arquitectura industrial.


Página 9.- Foto superior:
El mismo almacén de páginas anteriores.


Página 9.- Foto inferior:
La bocamina de la mina “San Salvador”, de cerca


Página 10.- Foto superior:
La bocamina de la mina “San Salvador”, a distancia.


Página 10.- Foto inferior:
Tren Talgo en dirección Cáceres sorteando la curva de “La Herradura”. Al fondo, el arroyo del “Alcor de Santa Ana”, una vez pasada la vía por
la alcantarilla.


Página 11.- Foto superior:
Bocamina de “La Esmeralda”


Página 11.- Foto inferior:
Año 2002. Restos abandonados de la fábrica de abonos.


Página 12.- Iglesia de San Eugenio.

-29-
Página 13.- Estación de Aldea Moret en la actualidad, año 2004, una vez desmontadas las vías de apartadero, quedando sólo vía única, totalmente renovada.
-30-

BIBLIOGRAFÍA

· Archivo histórico ferroviario de la Fundación de los Ferrocarriles
Españoles.
· Prensa.
· Archivo del autor.
· “Aldea Moret, de suburbio minero a poblado cacereño”.
Libro de Dª Dionisia Gómez Amelia. Editado por el Aula de Cultura
de
la Caja de Ahorros de Cáceres. 1978
.

-31-

AGRADECIMIENTOS

Mi agradecimiento muy especial a los hermanos Rivera, José y Manuel, de Aldea Moret, que me permitieron disponer de material fotográfico de su propio archivo, muy valioso por su antigüedad.
-32-

Nº DE REGISTRO EN LA PROPIEDAD INTELECTUAL 2004 / 0000 / 87272

DEPÓSITO LEGAL 14 / 2004 / 208